GINNA (TAN HUMANA COMO TU Y MENOS COMPLICADA QUE ANTES)

Vivo bien como protagonista de mi propia historia y con la emosionante vida que me toco. Amiga intima de mi corazán, portadora de una linda cicatriz, amante fiel de la familia y seres queridos. Cabello lacio, negro, ojos color café, piel canela. A veces sueño despierta y otras despierto en medio de los sueños, me fascina el arroz, amo lo natural. Viviria sin café, moriría sin fe y sin ínternet. Escritora en mi tiempo libre, llevo el despiste a flor de piel, conductora arriesgada, mecanico de quinta, malhablada irremediable,coqueta de nacimiento. Miembro active desde Enero del 2008 del club salvador del planeta. Bulliciosa, extrovertida (ahora), medio loca, ocurrida. La segunda de 3 hermanos. Soy la hija del medio, la hija "sandwich" a la que nadie conciente, a la que nadie mima, pero en la familia... todos la quieren!!!!. Romántica a morir, optimista, vaga para hacer ejercicios, convencida de los placeres de la vida, los mejores comer y dormir que rico comer, que bueno dormir! Mama de una hija un poco mas loca que yo, mi verdugo, mi balanza, mi cable a tierra, mi bebe. Creyente del amor mas grande, de Dios, de la fuerza superior que nos levanta y salva siempre. Para no hacer mas largo el cuento (chino) vienbenidos a mi mundo, bienvenidos a mí.
Yo mientras tanto opto por parecerme cada día a lo que siempre quise ser, ser yo misma, ser feliz.
















15 June 2009

HABLANDO DE TRISTEZA Y DOLOR.


Solamente cuando se tiene un hijo uno descubre la grandeza del amor sin condiciones. Descubre el amor puro, el que es para toda la vida.

Eso me sucede a mi con mi hija y ese amor se manifiesta mas fuerte cuando ella esta triste. Hay en estos momentos una situacion que la tiene desalentada y al ver su carita tan diferente, tan desanimada, tan apagada hace que mis animos tambien caigan aunque yo me sienta valiente y luche por seguir de pie.

Ella es muy alegre, es abierta, sonrie mucho pero estos dias la he observado tan diferente quiza como jamas la he visto. Y, lo mas dificil es que no puedo hacer nada contra lo que le entristece.

En momentos como estos lo que hago es pedirle a Dios que me de la fortaleza para soportar el dolor que me causa su tristeza, solo la fuerza superior llamada fe me podra mantener.

Ninguna tristeza, ninguna herida duele tanto como el ver sufrir a un hijo. Nunguna otra. Ninguna!

4 comments:

Rogger said...

Yo también amaré a mis futuros hijos.
Pero cuando los tenga, por ahora debo estudiar, trabajar y luego buscar a la madre que me satisfaga.
;P
Saludosss...my friend

Javier said...

no sé... yo no pienso tener hijos pero me siento afortunado de que mis padres me hayan querido tanto tanto tanto!

Jimmy said...

Pues no se puede hacer nada y en el fondo (aunque nos duela) es mejor dejarlo así, que sepa administrar sus penas, que sepa que el mundo no todo es bueno y feliz, que por el contrario, los momentos buenos son los que menos ahí. Si los protegemos contra todo, al final, cuando ya no estemos, ellos no sabrán enfrentar sus cosas por si solos.

Anthony said...

Debe ser una sensación de impotencia.

Suerte espero que todo esté mejor.

Saludos